Press "Enter" to skip to content

Alejandro Toledo fue arrestado en los Estados Unidos

Last updated on July 19, 2019

El ex presidente peruano Alejandro Toledo, buscado en relación con uno de los mayores escándalos de corrupción en América Latina fue arrestado en Estados Unidos el martes, según funcionarios peruanos y estadounidenses.

Alejandro Toledo, quien lideró el país a principios de la década de 2000, es buscado en Perú por acusaciones de haber recibido $ 20 millones como parte de un escándalo de soborno que ha envuelto a la región, y llevó a muchos de los ex presidentes del país a la cárcel.

Los cargos están relacionados con Odebrecht, el gigante de la construcción brasileño que admitió el 2016 haber pagado $ 800 millones en sobornos para asegurar grandes contratos de infraestructura en toda la región. El escándalo ha sido particularmente explosivo en Perú: como resultado, un presidente renunció, mientras que un ex presidente se suicidó este año cuando la policía venía a arrestarlo por cargos de corrupción.

El Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos arrestó al Sr. Toledo, y compareció ante un juez federal en el norte de California, según una declaración del Departamento de Justicia. Los funcionarios estadounidenses habían dicho que estaban actuando bajo una solicitud de extradición peruana.

El Sr. Toledo, quien vive en California, ha desafiado hasta ahora las órdenes de los tribunales de su país para regresar a Perú y enfrentar acusaciones de haber recibido pagos ilegales.

Un abogado que ha representado al Sr. Toledo en los Estados Unidos, Richard Douglas, no respondió de inmediato a una solicitud de entrevista. Pero Heriberto Benítez, un abogado del Sr. Toledo en Perú, restó importancia al arresto.

“Los Estados Unidos no han aprobado una extradición”, dijo Benítez. “No son ellos los que están entregando a Alejandro Toledo. Es el comienzo de un proceso judicial en los Estados Unidos”, dijo.

Mientras Odebrecht participaba en un elaborado esquema de corrupción que garantizaba un flujo constante de contratos para construir carreteras, diques y puentes, emergió como la principal empresa de construcción en la región, con poderes tan grandes como algunos de los ministerios del gobierno para los cuales trabajó.

El Sr. Toledo asumió el cargo en 2001 y supervisó un período de rápida expansión en el que la economía alcanzó un crecimiento del 7,5 por ciento. Odebrecht aprovechó la bonanza para obtener múltiples acuerdos con el gobierno, incluida una carretera que atraviesa una región del Amazonas y un sistema de agua potable en la provincia norteña de Ancash.

Las ganancias, sin embargo, hicieron poco para ayudar a la popularidad del Sr. Toledo, cuyo índice de aprobación cayó a un solo dígito. Dejó el cargo el 2006 y finalmente se reasentó en California.

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *