Press "Enter" to skip to content

Cómo reducir la delincuencia en el Perú

En el Peru la violencia delincuencial siempre ha sido orden del día, desde los 90’s asaltos, asesinatos, secuestros, hoy con el avance de la tecnología la información llega en tiempo real y la percepción del ciudadano es mayor.

Pero más allá de cifras o noticias, hay problemas de fondo que se deben atacar.

Uno de los pilares de toda democracia es su sistema de justicia, lamentablemente en el Peru el sistema no funciona o funciona a medias, solo cuando hay dinero o poder mediático, ¿Es eso justo?

Imagínemos en principio que cada persona que sufre de cualquier acto delincuencial pudiera ir a la policía y sentar sus denuncias y que están tengan un trámite justo, esto generaría confianza en el ciudadano, más aún cuando esta policía actúe de acuerdo a las denuncias y la formalice en el Poder Judicial.

Para que esto funcione, se debe sintetizar el proceso de denuncia, se deben cambiar los tediosos y dubitativos atestados por formatos simples que contemplen códigos de delitos y que a la vez se puedan computarizar, así podremos contar con estadísticas y mapas de crímenes, con esto el trabajo de la policía sería eficiente y eficaz y el seguimiento a las denuncias contaría con la fiscalización de cada ciudadano.

Para esto se debe clasificar el delito de tal manera que puedan derivarse a las áreas respectivas para su seguimiento.

Sugiero que se reinstituya la Policía de Investigaciones como un ente independiente de la Policía Nacional y que colabore directamente con el Consejo de Ministros, sus funciones serán básicamente la desarticulación de bandas criminales, narcotraficantes, fraudes, entre otros.

Deberá contar con un presupuesto independiente que les permita realizer un trabajo professional y científico.

Igualmente se debe requerir que cada comisaría cuente con la capacidad de elevar denuncias al Poder Judicial a través de fiscales zonales que atiendan 24 horas, esto busca tener celeridad en la atención de las denuncias y evitar la liberación de delincuentes.

Igualmente, debe solicitarse la profesionalización del Serenazgo para convertirlo en una Policía Municipal cuyos efectivos podrían ser formados en las escuelas de subalternos y costeado por cada ciudad de acuerdo a convenios y cuyos sueldos estarían establecidos por cada municipio, igualmente se debe legislar para hacer possible convenios de colaboración entre municipios vecinos que no cuenten con presupuestos suficientes para soportar sus propias fuerzas policiales.

Esto incrementará la cantidad de efectivos y brindará mayor seguridad a los ciudadanos.

Pero nada de lo propuesto funcionará si el Poder Judicial no funciona, para esto se debe requerir de un proceso de reforma judicial que contemple la despolitización de los jueces, un control estricto de sus funciones y una mayor y mejor fiscalización de sus casos. Igualmente se debe reestructurar el proceso de selección de jueces para lo cual se tomarán no solo criterios académicos si no también psicológicos y morales (este tema va a ser material de una propuesta independiente)

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *